líder siervo

El Líder Siervo

¡Hola!

Deseo que al recibir estas líneas estés muy bien, te bendigo en el nombre de Jesús.

Lo que quiero compartir contigo el día de hoy, es extremadamente importante para mí y sé que será de mucho valor ya que nuestra perspectiva de liderazgo deberá cambiar  o mejorarse.

Las notas del líder siervo son extraídas del capítulo #7 del Libro: Desarrolle el Líder que hay en Usted 2.0 (último párrafo de la página 156), escrito por John C. Maxwell. Te animo a que tengas en tus manos este libro si aún no lo tienes.

Ese párrafo, en mi opinión, es la definición del corazón de un líder. El líder que sirve es primero un servidor. Tú no lideras para servir, tú sirves para liderar. Tú primero sirves antes de tener una posición de liderazgo.

Quieres saber si tu cargas liderazgo? Examina el nivel de deseo que tienes por servir, de servir sin título y sin posición porque todo comienza con el sentimiento natural de querer servir. Los líderes son como los árboles, dan sus frutos aunque nadie los recoja. El fruto del liderazgo es el servicio y un verdadero líder, sirve aunque no tenga posición ni reconocimiento. Primero sirves y tu decisión consciente es la que aspira a liderar, no sucede al revés.

Ya que posteriormente estás posicionado, entonces debes asegurarte del cuidado de las personas, debes asegurarte que sus necesidades de mayor prioridad, están siendo suplidas. Si esto se escapa de nuestras manos, estamos perdiendo la verdadera esencia del liderazgo.

 

Misael, ¿Cómo sé yo que realmente estoy sirviendo a las demás personas?

 

  • Cuando yo te sirvo, tu debes crecer como persona.

El liderazgo se mide por el crecimiento que alcanzó la gente que está a tu lado. Si te sirvo, tu creces.

  • Si te estoy sirviendo, entonces te estás haciendo más saludable.

Y no solamente en lo físico, sino también en lo emocional, en lo espiritual, como padre, en tus relaciones, en lo financiero, etc. si realmente te estoy sirviendo tu te haces más saludable en los diferentes aspectos de tu vida.

  • Cuando yo te sirvo, tú te haces más sabio.

Es saber cuándo, dónde y cómo aplicar tu conocimiento. El líder que te sirve no solo te informa, sino que te ayuda a comprender y posteriormente te ayuda a aplicar la información recibida.

  • El líder que te sirve te hace más libre.

Libre porque tú vives sin miedo, sin manipulaciones, no te hace promesas vacías ni utiliza tus palabras para engañarte. Te ayuda a que te sientas con la libertad de decir eso no me gusta, yo no puedo hoy y que tu te sientas en desacuerdo. El líder que te sirve, te libera del miedo a fallar porque entiende que si fallas más es porque fracasarás menos. Huye del líder que trata de esclavizarte!

  • El líder que realmente te sirve te hace más autónomo.

Porque te enseña a operar por ti mismo, te hace tomar iniciativas. El líder que te da todas las respuestas, te convierte en un vegetal, te está robando la oportunidad de crecer.

Mi trabajo como líder es que tú me reemplaces, los grandes líderes se hacen irrelevantes.

  • Si el líder te sirve es muy probable que tú también te conviertas en un servidor.

Los grandes líderes siempre te llevarán al liderazgo porque te están abriendo camino al servicio para alcanzar posteriormente el liderazgo y en ese espacio vas creciendo como persona, te vas haciendo más saludable, te conviertes más sabio, te haces libre, autónomo y eventualmente llegas al liderazgo.

El líder que sirve o te deja como está o te lleva a mejorar, pero no te pone en desventaja.

Lo verdaderamente importante es lo que hacemos, para quienes lo hacemos y cómo lo hacemos. El líder no es importante.

Si tú sirves a los demás, los demás deben llegar a liderar.

¡¡¡El líder siervo, primeramente sirve!!!

Espero que esto te haya agregado valor y te ayude.

Te deseo todo lo mejor.

Tu amigo,

Misael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.