Ley de La Intencionalidad

Ley de La Intencionalidad.

En esta ocasión quiero informarte sobre algunas notas basadas en esta primera ley del libro: Las 15 Leyes Indispensables del Crecimiento. Esta ley de La Intencionalidad nos enseña que el crecimiento es la única garantía de que tu futuro sea mejor.

 

Basado en esta ley, hay dos preguntas que quiero que realices:

 

1.¿Qué estoy haciendo yo para desarrollarme a mí mismo?

Esta pregunta es sumamente importante ya que no puedes dar lo que no tienes.

Lo mejor que puedes hacer por ti, por tu familia y por el mundo es desarrollarte a ti mismo, líneas extraídas del libro: Como un hombre piensa de James Allen.

La respuesta a esta primera pregunta te suma, te eleva, te hace mejor.

Y la segunda es…

 

2.¿Qué estoy haciendo yo para desarrollar a otros?

La respuesta a esta pregunta, te multiplica. Recuerda que el liderazgo es influencia, cuando influyo divido mis cargas, resto mis debilidades, sumo mis talentos y multiplico mi impacto.

 

Hay dos trampas que son muy comunes y que nos prohíben crecer:

 

1.Asumir que el crecimiento será automático.

El 99% de las personas asumen que se harán mejores sin hacer nada, lo cual es imposible. Muéstrame una persona que asume y te mostraré una persona enojada. Esto es debido a la desilusión, la decepción de pensar que a cierta edad estaría mejor pero no hicieron nada en el momento oportuno porque pensaban que el crecimiento sería automático.

 

2.La trampa del conocimiento, la que nos lleva a creer que de no puedes empezar porque no sabes cómo hacerlo.

Debes empezar sin saber hacerlo, atrévete a cometer un error porque para aprender lo que no sabes, debes hacer lo que no sabes.

Si esperas saber para empezar entonces te quedarás sin aprender. Debes dar el primer paso sin saber cómo darás el segundo porque en ese proceso desarrollarás los músculos para dar el siguiente.

Tú no llegas a las oportunidades, tú creces a las oportunidades. Las oportunidades no están en un lugar X, están en un nivel de crecimiento y si estas creciendo siempre estarás listo para ellas.

El fruto de todo lo bueno empieza con un desafío y precisamente ese desafío es el no saber cómo hacer las cosas.

Para finalizar quisiera darte estos 6 Pasos para un Plan de Crecimiento Intencional:

  1. Comprométete con crecer intencionalmente.
  2. Publica tu compromiso porque un compromiso a escondidas es una mentira.
  3. Identifica las áreas en las que tu quieres crecer, preferiblemente entre 3 a 5 no más.
  4. Invierte una hora todos los días (incluyendo los domingos) en esas áreas, preparándote, practicando y reflexionando.
  5. Invierte una hora a la semana para reflexionar y escribir lo que estás aprendiendo.
  6. Comparte tu crecimiento con alguien. Si la persona se alegra, comparte más, pero si la persona se enoja, déjala atrás y aléjate de aquellos que se enojan al verte crecer.

¡Espero que la Ley de La Intencionalidad te ayude!

 

Te bendigo en el nombre de Jesús y será hasta la próxima.

Pásala bien, tu amigo y hermano,

Misael.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.