http://diazmisael.com/
saber, pensar y aplicar.

12 verdades que debes saber, pensar y aplicar.

A lo largo de mi trayectoria de crecimiento, he podido colectar estas 12 verdades que he aprendido de leer, de compartir con mis mentores, de recibir consejos de las personas que están donde yo deseo estar y de la interpretación de la ley del entorno de las 15 leyes indispensables del crecimiento.

Estas verdades han sido producto de pensamientos, de mis propias conclusiones que Dios me ha ido regalando y en mi opinión estas verdades al saberlas, pensarlas y aplicarlas te llevarán al próximo nivel de tu vida. El orden en que las comparto no significa que una es mejor que la otra, solo ha sido en el orden que han llegado a mi mente.

1. Comprar información no te da revelación.

No se trata de consumir muchos libros, ni que seas dueño de ellos, el hecho de tener muchos libros no significa que sean revelados a ti, no se trata de que pases por ellos, sino que el libro pase por ti. Es importante invertir en el programa, en el mentor, etc pero comprar la información no te revela lo que esa persona quiso darte a ti. La revelación es producto, resultado de la aplicación porque es aplicando donde existen los ‘’AHÁ Moments’’ cuando dices “ohhh pero ahora entiendo” “ohh pero mira como es que funciona.” debes aplicar.

2. Obedecer a Dios es difícil cuando tu no sabes quien tu eres.

Es difícil comportarse como heredero cuando tienes mentalidad de esclavo.
Si tu no sabes o ignoras que tu eres hijo de Dios, es difícil obedecerle. Cuando no sabes que para ti se hizo el favor de Dios y que te diseñó para depositar en ti abundancia será difícil porque no sabes quién eres.
Gálatas 4:1 dice que el heredero que no crece aunque sea el señor de todo vivirá como un esclavo. Todo con lo que sueñas es tuyo pero no has podido acceder a ese sueño porque no has crecido al nivel que se requiere.

3. Comparación es donde comienza la frustración y termina la felicidad.

En el momento que empiezas a compararte es ese preciso momento comienzas a frustrarte y en el momento que te frustras dejas de ser feliz.
La comparación es el inicio de la frustración y es donde termina la felicidad. Cuando empiezas a compararte empiezas a fijarte en lo que te falta y no en lo que tienes. La comparación es un asesino de sueños, debilita tu ánimo, la comparación hace ver mejor las cosas que están fuera de ti y hace ver peor lo que está dentro de ti.

4. Liderazgo es dejar que los demás fallen y no verlo como un fracaso.

Es cuando el líder permite cometer un error, caer sin verte como un fracaso porque es cometiendo errores donde podemos avanzar, elevar nuestro nivel de consciencia, donde encontramos revelación. Un líder que cree en el potencial de los demás le da espacio para fallar.
Los verdaderos líderes, aquellos que saben multiplicarse, los que verdaderamente saben que los líderes nacen, se hacen pero a la vez se multiplican porque todos somos el resultado de la paciencia de otra persona.
Los líderes siempre están dispuestos a brindar una segunda oportunidad.

5. Inteligencia es rodearse de personas más fuertes que tú.

Me he apoyado en la ley del entorno de las 15 leyes para compartir la frase que me has escuchado decir en otras ocasiones: Yo prefiero ser el más débil en las ligas mayores y no el más fuerte en las ligas menores. Debes encontrar ese grupo de personas que están más avanzados que tú.

6. Cuando tu líder es un manager tu no creces.

Cuando sigues a alguien que tienen una mentalidad de manager, tu no creces. Cuando el líder deja de crecer se convierte en un manager. Si quieres comprobar realmente estás siguiendo a un líder, mira tu crecimiento, tu trayectoria, mira que está sucediendo contigo a raíz de que estas siguiendo a esa persona.
Los managers quieren manejar procesos, administrar personas, quieren evitar errores…los líderes, quieren desarrollar, innovar las cosas.

7. Fracaso es el gimnasio donde entrenan los exitosos.

Muéstrame una persona con éxito y veremos una persona que ha experimentado fracaso en masa. Nadie ha podido alcanzar el éxito, lo que sea para ti éxito, sin tener fracasos resueltos. El éxito es producto de estar tomando acción y el que está tomando acción se equivoca.

8. Potencial abandonado es producto de una mentalidad de pobreza.

Cuando abandonamos nuestro potencial, cuando pensamos que no somos lo suficientemente buenos para algo, en ese momento, estás abrazando una mentalidad de pobreza porque te estás enfocando en las cosas negativas, en la imposibilidades y no en las oportunidades.
Potencial (todo lo que puedes ser, hacer o tener que todavía no has alcanzado) abandonado es el producto de una mente de pobreza. El pobre busca la fortuna en lo externo, el rico busca la fortuna dentro de él. Lo mejor está dentro de ti, tu fortuna (y no solo me refiero a dinero) vive dentro de ti. Pobreza no es la falta de dinero sino la falta de autovalor.

9. Si amas la comodidad no calificas para ser líder.

El liderazgo es incómodo, es difícil, doloroso (emocional, física, en las relaciones, económicamente). Si a ti te gusta la comodidad, no calificas para ser líder. Del líder se espera más que los demás.
El liderazgo no es una licencia para hacer menos, es una licencia para hacer más, para que otros brillen aunque él mismo no se reconozca. Liderazgo no es para que le hagan una estatua sino para ser plataforma y puedas alcanzar más de lo alcanzado por el líder. Hacer seguidores es fácil, formar líderes es desafiante.

10. Éxito es una cirugía dolorosa para la cual no existe anestesia.

No existe una anestesia para el éxito. El éxito nunca está en oferta siempre hay que pagarlo en su totalidad y se debe pagar por adelantado.
Si quieres éxito tendrás que vivir y sufrir dolor, experimenta dolor.

11. Parar de trabajar porque hay desafíos prolonga el proceso.

Si te paras de trabajar por los desafíos lo único que haces es alargar tu proceso. Lo difícil de rendirte es que rendirte no disminuye el proceso, al contrario tendrás que empezar donde te quedaste. Detenerte es atrasarte.
Cuando es difícil continúa hasta que se haga fácil. Cuando estés cansado aprende a descansar, no a rendirte. El cansancio no es el final, es parte del proceso, en el cansancio hay crecimiento, hay desarrollo porque has llegado a tu límite y es en los límites donde extendemos nuestra durabilidad, nuestras fortalezas.

12. No mueres cuando dejas de respirar, mueres cuando entierras tu potencial.

Mueres cuando entierras el sueño, el potencial que llevas dentro de ti.
Hay personas que hace tiempo dejaron de vivir. Estar respirando no significa que estás viviendo. Si no estas creciendo, estas muriendo porque lo vivo crece, lo muerto se desvanece.
La diferencia entre un organismo vivo y uno muerto, es que el organismo vivo se está expandiendo y el organismo muerto se está desintegrando. En la vida no existe nada estático.

No mueres cuando dejas de respirar sino cuando entierras tu potencial. Estar respirando no significa que estás viviendo, si tu no estas creciendo estas muriendo.

Espero que esto te haya agregado valor y te ayude.
Te deseo todo lo mejor.

Tu amigo y hermano,

Misael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.