8 cosas para enfocar

En lo que te Enfocas se Multiplica – 8 Cosas para Olvidar y 8 Cosas para Enfocar

Antes de iniciar quiero desearte un 2021 lleno de expectativas, energía, fuerzas y a la vez agradecerte por confiar en mí y por permitirme ser tu compañero de crecimiento.

Con las festividades del mes de diciembre, solemos distraernos con todo lo que ocurre al final de cada año y muchas veces perdemos el enfoque de lo trabajado durante los meses anteriores, es por esta razón que deseo iniciar con estos puntos, ya que tú vida se expande o se disminuye en proporción a tú enfoque. Por ello, he aquí las 8 cosas para enfocar:

Olvídate de lo que no puedes hacer y enfócate en lo que sí puedes hacer.

Causa frustración cuando te conviertes en un experto de lo que te hace falta y no de lo que tienes. Olvida lo que tú no puedes hacer y enfócate en lo que sí puedes hacer. Todo lo que tú quieres, se construye con lo que tú tienes.

Lo único que necesitas es un mejor tú para vivir la vida que deseas vivir.

 

Olvídate de la transacción y enfócate en agregar valor.

Pon el potencial de los demás primero, es lo verdaderamente importante. El dinero llegará a ti en proporción al valor que agregues, en otras palabras, el dinero solo es un resultado del valor agregado.

Lee bien esto, no agregues valor pensando en la transacción, agrega valor porque ve y porque deseas agregar valor en los demás.

Te invito hacerte estas dos preguntas extremadamente importantes:

  • ¿Qué quiero yo que los demás digan de mi?
  • ¿Qué dicen los demás de mi?

La primera respuesta sería lo ideal, lo que yo quiero que se diga de mí pero la segunda es lo real. La gente a tu alrededor escucha lo que dice pero recuerda como tus palabras lo hicieron sentir.

 

Olvídate de la reacción y enfócate en la reflexión.

Cuando reaccionas estás mirando hacia el pasado porque reacción es la repetición de una acción pasada pero cuando reflexionas, te das la oportunidad de detenerte y puedes crear mirando al futuro.

Recuerda que los resultados no se obtienen, se construyen, así que no cuentes tus días, haz que tus días cuenten!!

 

Olvídate de las dificultades, enfócate en el progreso.

Me has escuchado decir en otras ocasiones que no limites tus desafíos, desafía tus límites de lo contrario NUNCA  expandirá tus horizontes.

Olvídate de las dificultades y enfócate en el progreso, donde estas ya eres exitoso. Recuerda que éxito es todo lo que tuviste que pasar para llegar donde estás.

 

Olvídate de los beneficios personales y enfócate en el beneficio de la gente.

El líder da lo que tiene, se enfoca en desarrollar su carácter y se convierte en plataforma para promover a los demás.

No seas una celebridad que enseña lo que tiene e incluso tiene que tener un director o asesor de imagen porque le falta carácter.

No confundas el liderazgo con ser una celebridad.

 

Olvídate del futuro y enfócate en el hoy.

Muchas personas se enfocan en el futuro descuidando el presente y olvidan que todo lo que van o no a cosechar mañana es porque HOY deben trabajarlo.

Te debe preocupar el futuro, solo cuando no estás haciendo nada en el presente.

 

Olvídate de las quejas y enfócate en agradecer.

Agradece todo lo que tienes y deja de estar quejándote por lo que no tienes.

Eres más bendecido de lo que piensas, si no lo crees, detén tu lectura y solo piensa en las miles de personas que en este preciso instante están buscando qué comer dentro de zafacones a ver que encuentran, que viven y duermen en las calles, por ponerte sólo un ejemplo.

Si estás leyendo esto ahora es porque tienes los medios o recursos para hacerlo… ¡Agradece!

 

Olvídate de quien eras y enfócate en quien puedes ser.

¿Quién tú puedes ser? ¿A dónde puedes llegar? ¿Qué puedes alcanzar? Olvídate de quien eras y enfócate en quien puedes ser.

Recuerda, no definas el mundo por tus limitaciones, define el mundo por sus posibilidades.

 

Te bendigo en el nombre de Jesús y hasta la próxima ocasión.

Tu hermano y amigo,

Misael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.